Jan 272018
 

Self-hypnosis as instructed by Doc
SHbDoc-2018-01-27-12-23.jpg

Detailed description.

Picture yourself walking down a series of ten steps

and then say,

“Level 1.” That announces that we are about to do this
procedure.

Then say: Level 2

“Level 2” and go deeper into relaxation.

The first step initiates the experience, and the next step allows some time to relax all the muscles in your head. As you do that, you will notice, the soreness in your face and jaw muscles reflecting the tension of the day.

Your cheeks are actually sore-just poke them and you will find that is true. Why are they sore? It is from the chronic tension of resisted feelings.

Allow yourself several minutes to relax your head. Then say,

“Level 3.” Now relax your neck. Relax all the tension in your neck and upper shoulders. Then say to yourself,

“Level 4.”, and move and relax your back and chest muscles. As you say

“Level 5”, just continue to progressively relax, starting with the biggest muscles and then moving to the smallest-the shoulders, the upper arms, the lower arms, the hands, and then the fingers. Say

“Level 6” and allow your chest and torso to relax. With

“Level 7,” move into the lower abdomen , relaxing all the tensions you have been holding there. Say

“Level 8,” move into the hips and buttocks area and allow the deep relaxation.

At “Level 9,” allow that relaxation to flow down your legs.
Now say “Level 10” and allow your feet to relax. Next say,

“I am at level 10. Using that letting go of resistance, allow yourself to let go of all resistance to this profound state of relaxation.

Surprisingly, it will be discovered that no matter how seemingly complete the state of relaxation seems to be, there is yet another, even deeper level.

By going through progressively deeper levels, it is discovered that one has never really, really been totally relaxed in their entire lifetime while awake.

In this profound state of relaxation, now tell yourself the things you want to know and then let go of resisting them.

Let go of resisting the thought that pain is one thing and suffering is something else. There is no such thing as suffering in pain when that pain is not resisted. In that profoundly relaxed state now, go back to the previous information to deal with chronic pain. …

At an energy field of about 500 to 540, the lovingness comes forth. We know that it has happened when we become lighthearted about the situation and can laugh at ourself.

There is the energy field of humor, which is higher. The fact that humor heals has been reported in books by celebrities who have healed a physical illness through the constant use of laughter.

The choosing of laughter and humor and putting ourself in a loving, laughing energy field that is over 500 tends to bring healing out of its own nature. The is the capacity to laugh at the misfortune, which means that the experience is one thing, and that which we are in truth is something else.

We are not the experience nor at the effect of it. We are no longer the victim and have stopped struggling with it and resisting it.

Jan 162018
 

Código de Conducta para un discípulo del Espíritu Santo


1.- Deber estar siempre consciente de que aspiras a la más absoluta expresión de Dios, consagrando todo tu ser y servicio a dicho fin, según está muy bien expresado en el Primer Mandamiento.
2.- Aprende la lección de la inofensividad. Ni en palabra, ni en pensamiento ni en sentimiento has de hacerle mal a ninguna parte de la vida. Date cuenta de que las acciones físicas violentas no son otra cosa que la más pequeña expresión dañina del pecado.
3.-No agites el mar emocional de tu hermano, ya sea inadvertida o deliberadamente. Date cuenta de que la tormenta a la que sometes su espíritu, tarde o temprano fluirá por las orillas de tu propia corriente de vida, más bien trae la tranquilidad a la vida y sé como el salmista que muy hábilmente lo expresó diciendo: “Sé un bálsamo sobre las aguas turbulentas”
4.- Desasóciate a ti mismo del engaño personal. Nunca dejes que la auto-justificación revele que amas más a tu ego que ala Armonía Universal. Si estás en lo cierto, no es necesario decírselo a nadie, si estás equivocado, ora por el perdón. Si observas a tu propio ego, encontrarás las maneras crecientes de la indignación, que en la sutilidad de las sombras del Camino de la Rectitud, no es otra cosa que el “fariseismo”.
5.- Camina gentilmente por el Universo, sabiendo que el cuerpo es el templo donde mora el Espíritu Santo, que trae Paz e Iluminación a todas las partes de la vida. Mantén tu templo en condiciones limpias y respetables, para que en él pueda habitar el Espíritu de la Verdad. Respeta y honra, con digna gentileza, a todos los demás templos, sabiendo que, muchas veces, dentro de un tosco exterior, arde en su interior una Gran Llama.
6.-Cuando estés delante de la naturaleza, absorbe las bellezas y regalos de su Reino con gentil gratitud. No la profanes con pensamiento o emociones viles; tampoco con actos que la despojen de su belleza virginal.
7.-No te formes opiniones de los demás, ni las digas, a menos que se te invite hacerlo y hazlo después de orar y pedir guía silenciosamente .
8.- Habla solo cuando Dios escoja decir algo a través de ti, si no es así permanece pacíficamente en silencio.
9.- Convierte tu vida en el ritual del cumplimiento de las Leyes Divinas, de forma tan discreta que nadie sepa que aspiras a la Divinidad, no sea por esa soberbia, alguna voluntad exterior dirija su fuerza para apartarte de tu servicio.
10.- Permite que tu corazón sea una canción de agradecimiento por haber escogido expandir las Fronteras del más Alto Reino Espiritual de la vida, bajo cuyo cuidado estamos.
11.-Permanece siempre alerta, para expandir el Reino del Padre de toda vida, usando las facultades y los regalos que Él te ha prestado.
12.- No reclames nada para ti, ni poderes ni principados, así como no reclamas el aire que respiras o el Sol. Úsalos libremente, sabiendo que todo pertenece a Dios.
13.- Sé prudente al hablar o al actuar, pero hazlo siempre con la dignidad que acompaña a la Presencia del Dios vivo que mora dentro del Templo.
14.-Coloca constantemente todas las facultades de tu ser y todas cualidades de tu naturaleza, a los pies del Poder Divino, especialmente cuando estés tratando de hacerle manifestar la Perfección a alguien que está angustiado.
15.- Haz que tus características sean la humildad, la mansedumbre y el servicio amoroso, pero no permitas que la impresión de humildad sea tomada erradamente por letargo. El sirviente del señor, al igual que el Sol de los Cielos, está en eterna vigilia, derramando constantemente los regalos que particularmente tiene a su cuidado.

Dec 022017
 

Es Paz No es un asunto de un país nada más
 
No es un asunto de un país nada más, esto es así en todo el planeta tierra y no lo podemos atajar desde la división por pequeña o grande que esta sea, todas las divisiones sobran…. porque aunque no debamos preocuparnos ni tampoco culparnos si debemos ocuparnos y tratar de lograr algo…. Pero antes de hacer nada o de hacer sin hacer algo es preciso que entendamos y de fondo ya admitamos que tenemos un problema y que la solucion de este mismo no se encuentra en nuestras manos, hermanos. Si ya sabemos que tenemos los creyentes, los ateos y los menos que dudamos, escepticos los llamamos y que esto significa que al Señor de las alturas más o menos ignoramos según de lo que creamos. Pero esto hace ya mucho que lo sabemos y tampoco es solución… que nos pasa entonces? No sabemos, no hemos entendido el problema y además no hemos desarrollado la capacidad de distinguir entre lo malo y lo bueno… de ahí que hallamos dejado que nos gobiernen otros y que hallamos doblegado la testud y sufrido de todo tipo de males y dolencias; esclavitud, masacres, hambre, miseria. Ignorancia eso es lo que nos atenaza y para lo que tratamos de hacer cualquier cosa pero nada ha funcionado. Además las huestes del mal siguen ganado con tanta información y pseudo ciencia y pseudo saber porque se nutren de la separación y del caos que se da con el exceso de teorias, informaciones y suma de egos que todos quieren ser los sabelotodos y cuyas doctrinas jamás funcionarán porque no sirven. El unico pecado que padecemos es el de la ignorancia y el único motor que nos alienta es el amor….. así somos caramelos envueltos en papel celofán…. Pero no hemos de aspaventarnos ni tener miedo…. no, sigamos haciendo lo que hacemos porque todo está bien…. el esquema mental es mucho mayor y así como se nos concedió un despertar de conciencia a nivel planetario así mismo que deberá llegar otra vez la ayuda que sea menester… no la que supliquen los egos sino la que ya se haya enviado y ante la que solo se necesita despertar, abrir los ojos y mirarla de frente, desde el sitio mismo en que nos hallemos. Es Paz.

Sep 302017
 

Dejo en mi ausencia mi testimonio acerca de lo que me ha traido ya este año 17 que empezó creia yo sin chicha ni limoná y que ha resultado ser mi mejor año hasta la fecha en lo que a cosechas se refiere. Y venía marcado por el gallo animal que representa la confrontacion, controversia y pelea…. todo hay que verlo a través del velo y en su mayor significado.
ScreenShot2017-09-30at13.42.41-2017-09-30-13-29.png
https://youtu.be/7kKsnD3K6fo

Los niveles de la conciencia se pueden conocer por todos acerca de todo y todos, se trata de un mapa legado por el Dr David Hawkins que genera una escala de 0 a 1000 mi sorpresa ha sido que he experimentado un gran salto en mi nivel de conciencia, es algo así a que te toque la loteria pero no recibas el cash, jajaja! Se trata de todo lo que estamos viviendo en conjunto, pues estamos y somos uno, y el cambio de conciencia y dimension que experimentamos de maneras mas o menos directas. Yo en mi caso ahora disfruto de mejor salud y mas amor y buen humor, superando los baches con Gracia y experimentando niveles de conciencia que llevan Paz y amor sin condiciones…. merece la pena el esfuerzo y entregaar la vida toda a dios como cada uno lo entienda….. intento expresarlo todo en palabras pero no es nada facil ponerlo asi on the fly* en vocablos pues es mas una presencia y vivencia interna que se va asentando y acomodando en mi vida… ahora la vida me lleva a la naturaleza a realizar otra purificación aun mas grande y estando con gentes que hacen lo mismo y donde todo es gratis, donacion consciente. <3 gracias se queda chico por eso un millon de gracias a la vida, om mani padme hum.

El mensaje es universal y se esta dando de muchas maneras, despertar global!!!!

*********

Terminamos la semana tras una cantidad de acontecimientos en el cielo que estos días han creado importantes cambios en muchos de nosotros.

Sin ir más lejos, ayer Plutón arrancó directo tras haber estado retrogradando varios meses. Este es el planeta del poder personal, el que nos ayuda a saber lo que valemos, y ponernos manos a la obra para cambiar todo aquello que queramos cambiar.

Para muchos de vosotros se han abierto nuevas oportunidades. Estoy segura de que si miráis siete u ocho meses atrás y pensáis en como hubierais reaccionado ante estas situaciones, a día de hoy os estáis dando cuenta de que ya no sois los mismos.

Estamos recuperando el poder de sentirnos cómodos bajo nuestra piel. Durante los próximos meses esta sensación va a ir en aumento, una situación que da pie a que podamos trabajar por nuestros deseos y proyectos dedicando, ya no más tiempo, sino de mejor calidad.

Las relaciones personales, por lógica, se van a ver beneficiadas, porque a mayor nivel de seguridad interior, mayor nivel de alegría que sentimos y desprendemos. Este bienestar se va a trasladar a todo lo que emprendamos, ya sea una relación de pareja, nuevos proyectos, mudanzas, etc…porque si yo me siento seguro/a con quién soy, los demás van a percibir esa seguridad, sintiendo mucha más confianza en mí.

Así que si todavía tienes inseguridades, o baja autoestima, no desaproveches la energía del señor Plutón que viene como un torbellino para que, primero aceptes lo que eres para que termines por transformar lo que ya no sirve y conseguir tus objetivos.

¡Feliz fin de semana a todos!

¡Besos y abrazos!
Diario Express de una Coach Imperfecta
Elisa Sarompas Carmona

Sep 302017
 

Un niño rico acomodado, acostumbrado a los lujos y lo material le preguntó a su padre.
¿PAPI QUE SIGNIFICA SER POBRE?
22089170_1175810862519336_4343684785363743615_n-2017-09-30-13-26.jpg
El empresario, queriendo que su hijo supiera lo que es “ser pobre”, lo llevó para que pasara un par de días en la montaña con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su modesta vivienda.

En el automóvil, retornando , el padre preguntó a su hijo:

– ¿Qué te pareció la experiencia?..

-Buenanisima- contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.

– Y… ¿qué aprendiste?
– insistió el padre…
El hijo contestó:
1.- Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro.

2.- Nosotros tenemos un jacuzzi.. y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos.

3.- Que nosotros tenemos reflectores para alumbrar nuestro jardín…
mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna.

4.- Nuestro patio llega hasta la cerca y el de ellos llega al horizonte.

5.- Que nosotros compramos nuestra comida;…ellos, siembran y cosechan la de ellos.

6.- Nosotros oímos música por el iPhone… Ellos escuchan una perpetua sinfonía de golondrinas, ranas, ovejas, grillos, gallos por la mañana y otros animalitos.

7.- Nosotros cocinamos en hornos microondas… Ellos, todo lo que comen tiene ese sabor del fogón de leña.

8.- Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas…. Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.

9.- Nosotros vivimos conectados al smartphone, facebook, televisor… Ellos, en cambio, están “conectados” a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su familia.

El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo…y entonces el hijo terminó:

– ¡Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos! ¡Y lo rico que son ellos!
– No nos equivoquemos al pensar que la riqueza esta en el dinero y lo material.

¡Este mensaje vale la pena difundir.!

LO MATERIAL NO LO ES TODO EN ESTA VIDA… Lo más importantes es disfrutar de todo aquello que ni todo el dinero del mundo podría comprar..

Pásalo y haz reflexionar.

“La humildad y la sencillez te hacen grande nunca lo olvides” Dios bendiga a todos y a cada uno de todos

Sep 302017
 

Alopecia – Natural Support
by Gayamali Karunaratna, ND

INTRODUCTION

And so it begins. You find few strands of hair on your pillow and more than the usual amount on your hair brush. As you are cleaning your house, you begin to notice hair on the floor, in the shower, on your clothes, and then it dawns on you that you are not only leaving behind a trail of hair in every area of the house, but a hairless patch possibly somewhere on your scalp. Hair loss, also referred to as Alopecia, is a phenomenon that the majority of people can relate to at some point in their lives. Whether you are going through a stressful time, dealing with the expected hormonal fluxes of pregnancy, or simply experiencing the effects of aging, hair loss is prevalent and can cause emotional and psychological distress.

A common misconception about hair loss is that it is only a sign of aging. An individual can experience alopecia for a many different reasons and at various stages in their life. Also contrary to popular belief, hair serves a greater function than simply framing our face and being a popular accessory to style and colour. It serves a vital role in keeping our head warm, and helping to regulate our body temperature. Hair has a natural growth cycle that varies from individual to individual. It is estimated that adults lose 50-100 hairs each day, as hair has a natural growth cycle of 2-6 years [1]. Although it is normal for some hair to fall out each day, when the rate of shedding exceeds the production of new hair, alopecia occurs [1].

In naturopathic practice, nutritional support, botanicals that are DHT blockers and 5α-reductase blockers, aromatherapy, and improved scalp blood circulation are the main mechanisms by which alopecia is treated. This is clearly dependent upon diagnostic and preliminary identification of the cause and type of alopecia . The two main common types of alopecia include Androgenic alopecia and Alopecia areata, with the less common types being Telogen effluvium, and Anagen effluvium. This article will identify the causes of alopecia associated with the various types of hair loss that commonly exist. Lastly, it will discuss the most effective naturopathic approaches to treating alopecia.

TYPES AND CAUSES OF HAIR LOSS TYPES AND CAUSES OF HAIR LOSS

Although Androgenic alopecia, commonly referred to as male pattern hair loss, is a common age-dependent trait, it has been found to be strongly androgen-dependent [2]. Androgens are a group of hormones that primarily influences the growth and development of the male reproductive system. Androgenic alopecia is triggered by the activation of hair follicle androgenic receptors (AR), by testosterone or DHT [3]. However, DHT binds 5 times faster to AR than testosterone [4] and is therefore identified as the principle androgen responsible for male and female pattern hair loss. Testosterone is converted to DHT by the enzyme 5α-reductase [5].

The pathogenesis of Androgenic alopecia also involves the miniaturization of the hair follicles by DHT. This is further characterized by the progressive transformation of terminal hair follicles into vellus-like hair follicles, which have a smaller diameter of 0.03 mm or less and produce finer hairs [6]. While male pattern hair loss predominantly occurs at the temples and crown, female pattern hair loss initially occurs as subtle diffuse mid-frontal thinning, followed by reduction in hair volume over the crown area [6]. Although differences in the clinical pattern of hair loss is observed to exist between males and females, the response to pharmacologic oral anti-androgens suggests that female pattern hair loss is also an androgen-dependent condition [6].

Alopecia areata is a form of hair loss that is considered to be an autoimmune condition. With this type of hair loss, the body mistakenly identifies the hair follicles as foreign and attacks them, leading to a characteristic patchy-distribution of hair loss on the scalp, face, or other areas of the body.
10659422_263891830401230_289060118498673841_n-2017-09-30-11-14.jpg
Telogen effluvium is a self-limiting type of hair loss which is triggered by physical illness, surgery, blood loss, or crash dieting. In the chronic form, it can occur secondary to thyroid disease, systemic lupus, drug ingestion, or iron deficiency anemia [6]. Anagen effluvium refers to a form of hair loss that occurs in the anagen phase of hair growth. It can occur within 2-4 weeks and can be caused by chemotherapy, radiation therapy, malnutrition, and certain medications [7]. In addition to the above noted types of hair loss and their causes, factors such as poor nutrition, pregnancy, chronic use of harsh hair products, sun damage, and stress can all contribute to temporary hair loss.

NATUROPATHIC TREATMENT: Saw Palmetto or Serenoa repens

Saw Palmetto is an extract from the berries of a palm tree that is native to the West Indies. This plant is grown abundantly on the southeast coast of North America [8]. As stated previously, the irreversible conversion of testosterone to DHT is facilitated by the enzyme 5α-reductase. Saw Palmetto is a herb that is commonly used to treat hair loss, as it’s mechanism of action lies in inhibiting 5α-reductase, thereby reducing the production of DHT and the binding of DHT to androgenic receptors [8]. Similarly, it is often used to treat benign prostatic hyperplasia in men, due to its ability to inhibit 5α-reductase levels without affecting testosterone levels in men [8]. Thus the mechanism of action of this plant is thought to be similar to the pharmaceutical medication finasteride, which is used as a conventional treatment for hair loss.

NATUROPATHIC TREATMENT:

Coconut Oil

Coconut oil is a triglyceride of lauric acid, which is a principle fatty acid. In addition to being an excellent cooking oil and moisturizer for the skin, coconut oil has a high affinity for hair proteins. Due to its low molecular weight and straight linear chain, it is able to penetrate inside the hair shaft and protect the hair from damage. One study found coconut oil to reduce protein loss significantly from both undamaged and damaged hair [9].

Lavender Essential Oil

Lavender oil is no stranger to the household. It is used as a popular fragrance in soaps or personal care products, applied topically to treat headaches, or inhaled in aromatherapy to aid sleep. What many may not know is that in addition to its other medicinal properties, lavender acts as a circulatory stimulant, and has therefore been found to promote hair growth in people with alopecia. A randomized, double-blind controlled trial conducted by Hay et al. found that topical treatment of lavender essential oil, mixed with cedar, rosemary and thyme and massaged into the scalp resulted in reported hair growth within 3-7 months [10].

Rosemary Essential Oil

Rosemary officinalis is a popular plant used for used for wide array of medicinal purposes. In addition to being a flavourful culinary herb, the essential oil from this plant has been found to reduce headaches, improve memory, and enhance microcapillary perfusion. This is particularly effective in promoting hair growth. One comparative study examined the clinical effects of the topical application of rosemary oil in comparison to the pharmaceutical medication minoxidil, in individuals with androgenic alopecia [11]. The study found that the individuals who were randomly assigned to the rosemary oil group experienced a significant increase in hair count at the 6-month mark, similar to the group who used minoxidil, which was confirmed and measured by a standardized microphotographic assessment of each individual.

Biotin

Biotin is a water-soluble B vitamin that is utilized by the body for specific chemical reactions, namely carboxylation reactions. It is present in a wide range of foods including eggs, peanuts, Swiss chard, and other leafy green vegetables. The consumption of excessive amounts of raw egg white can lead to biotin deficiency because it contains a glycoprotein called avidin which binds strongly to biotin. Common symptoms of biotin deficiency therefore include alopecia, brittle nails, a scaly erythematous dermatitis resembling seborrheic dermatitis, depression, lethargy, and myalgia, to name a few [12].

Zinc

Just as other tissues in the body require certain nutrients for proper growth, hair requires a number of different nutrients. Zinc is an important trace mineral involved in many biochemical pathways. Of the many functions, zinc is essential for growth, immune function, wound healing, and can be found in many hair care products. An analysis of serum zinc and copper concentrations in hair loss patients found the mean serum zinc levels to be significantly lower in the patients with hair loss than the control group who were not experiencing hair loss. These findings suggest zinc metabolism disturbances play a key role in hair loss, specifically Alopecia areata and Telogen effluvium [13]. Signs of zinc deficiency may include impaired taste sensation, anorexia, depression, impaired wound healing, increased susceptibility to infections, and alopecia, to name a few [12].

Note: It is important to consult with a Naturopathic Doctor prior to use of the any of the above mentioned treatments.

CONCLUSION

Hair loss is a natural process that we may all experience at some point in our lives, whether it be due to stress, certain medications, chronic chemical products, or hormonal changes. This can cause undue emotional and psychological stress, propelling and feeding the cycle of hair loss even more. Hair loss is therefore a much more complex health issue that involves diet, lifestyle, and the mental/emotional health of an individual. Numerous hair growth products are advertised ubiquitously online or on the television, and purport to promote hair growth within a short period of time. It is important to identify the cause of hair loss prior to initiating treatment, and treating the cause as opposed to the symptoms. The list of natural interventions discussed in this article is not comprehensive and patients should therefore consult with a naturopathic doctor in order to determine which treatments are appropriate.

Sep 012017
 

Nota autobiográfica del Dr Hawkins que figura al final de todos sus libros y que da idea de la fuerza y claridad de sus argumentos y la razón de su trayectoria personal y profesional. Nota larga pero que he transcrito literalmente y que no tiene desperdicio y que recomiendo leer hasta el final:
david-hawkins2-2017-09-1-17-48.jpg
Si bien las verdades expuestas en este libro estaban científicamente fundamentadas y objetivamente organizadas, al igual que todas las verdades, con anterioridad a todo ello, se experimentaron personalmente. Toda una vida de intensos estados de conciencia, que comenzaron a edad temprana, inspiró y dio dirección al proceso de realización subjetiva que, finalmente, tomó la forma de este libro.
A los tres años de edad, tuvo lugar una repentina consciencia plena de la existencia, una comprensión no verbal pero completa del significado del “Yo Soy”, seguido inmediatamente por la temible toma de conciencia de que el “yo” podría no haber venido a la existencia. Esto fue un despertar instantáneo, desde el olvido hasta una conciencia consciente, y en ese momento nació el yo personal, entrando la dualidad “Es” y “No Es” en mi conciencia subjetiva.
A lo largo de toda la infancia y primera adolescencia, la paradoja de la existencia y la pregunta de la realidad del yo no dejaron de ser una preocupación. El yo personal se deslizaba a veces en un Yo impersonal más grande, y el miedo inicial a la no existencia, el miedo fundamental a la nada, volvía a aparecer.
En 1939, cuando era repartidor de periódicos, con un recorrido de treinta kilómetros en bicicleta por los campos de Wisconsin, en una oscura noche de invierno, me sorprendió una ventisca de nieve de veinte grados bajo cero a mucha distancia de casa. La bicicleta tropezó con el hielo, y el viento endiablado arrancó los periódicos de la cesta del manillar, arrastrándolos por el campo nevado cubierto de hielo. Cayeron lágrimas de frustración y de cansancio, mientras las ropas se quedaban congeladas y rígidas. Para ponerme a resguardo del viento, hice un agujero en el hielo en una gran masa de nieve y me metí a rastras en él. Los temblores no tardaron en cesar y en dar paso a una sensación deliciosamente cálida, para luego entrar en un estado de paz indescriptible, que vino acompañado de un baño de luz y una presencia de infinito amor sin principio ni final, que no se diferenciaba de mi propia esencia. El cuerpo físico y todo lo que me rodeaba se desvaneció a medida que mi conciencia se fundía con este estado omnipresente e iluminado. La mente quedó en silencio; todo pensamiento cesó. Una Presencia Infinita era todo lo que había o podía haber, más allá de cualquier tiempo o descripción.
Después de ese estado de intemporalidad, llegó de pronto la conciencia de alguien que me sacudía la rodilla y, luego, apareció el ansioso rostro de mi padre. Sentía una gran reluctancia a volver al cuerpo y a todo lo que suponía, pero el amor y la angustia de mi padre hicieron que el Espíritu nutriera y reactivara el cuerpo. Había una gran compasión por el miedo de él a la muerte, aunque, al mismo tiempo, el concepto de muerte parecía absurdo.
No se habló con nadie de esta experiencia subjetiva, dado que no había disponible contexto alguno a partir del cual describirla. No era habitual oír hablar de experiencias espirituales, salvo las que se contaban de las vidas de los santos. Pero, después de esta experiencia, la realidad aceptada del mundo empezó a antojarse tan sólo provisional; las enseñanzas religiosas tradicionales habían perdido el sentido y, paradójicamente, me hice agnóstico. Comparado con la luz de la Divinidad que había iluminado toda existencia, el dios de la religión tradicional brillaba con una luz mortecina; y así, la espiritualidad sustituyó a la religión.
Durante la segunda guerra mundial, las peligrosas tareas a bordo de un dragaminas solían llevarnos a las proximidades de la muerte, pero no había ningún miedo ante ella. Era como si la muerte hubiera perdido su autenticidad. Después de la guerra, fascinado con las complejidades de la mente y queriendo estudiar psiquiatría, llevé a cabo mis estudios en la facultad de medicina. Mi psicoanalista instructor, un profesor de la Universidad de Columbia, también era agnóstico; los dos teníamos una visión muy sombría de la religión. El análisis fue bien, al igual que mi carrera, y todo terminó satisfactoriamente.
Sin embargo, mi vida profesional no fue tan tranquila. Caí enfermo de una dolencia progresiva y fatal, que parecía no responder a los tratamientos habituales. A los treinta y ocho años de edad, estuve in extremis, y supe que estaba a punto de morir. No me preocupaba el cuerpo, pero mi espíritu estaba en un estado de angustia y desesperación extremas. Y, cuando se aproximaba el último momento, un pensamiento fulguró en mi mente, “¿Y qué pasaría si existiera Dios?”. De modo que me puse a orar: “Si existe un Dios, le pido que me ayude ahora”. Me rendí ante cualquier Dios que pudiera haber y me sumí en el olvido. Cuando desperté, había tenido lugar una transformación tan enorme que me quedé mudo de asombro.
La persona que yo había sido ya no existía. Ya no había un yo o un ego personal, sólo una Presencia Infinita de un poder tan ilimitado, que no había nada más que eso. Esa Presencia había sustituido a lo que había sido “yo”, y el cuerpo y sus acciones estaban controlados ahora sólo por la Voluntad Infinita de la Presencia. El mundo estaba iluminado con la claridad de una Unidad Infinita, que se expresaba en todas las cosas reveladas en su belleza y perfección infinitas.
Esta serenidad persistió con el transcurso de los años. No había voluntad personal; el cuerpo físico seguía llevando a cabo sus asuntos bajo la dirección de la infinitamente poderosa, pero exquisitamente suave, Voluntad de la Presencia. En ese estado, no había necesidad alguna de pensar en nada. Toda verdad era evidente en sí misma, y ya no era necesaria ninguna conceptualización, ni siquiera era posible. Al mismo tiempo, el sistema nervioso parecía estar sometido a prueba, como si estuviera llevando mucha más energía de la que permitía el diseño de sus circuitos.
No era posible funcionar de forma eficaz en el mundo. Las motivaciones ordinarias habían desaparecido, junto con el miedo y la ansiedad. No había nada que buscar, dado que todo era perfecto. La fama, el éxito y el dinero carecían de sentido. Los amigos me instaban pragmáticamente a que volviera a la consulta clínica, pero no había ninguna motivación ordinaria que me llevara a ello.
Ahora podía percibir la realidad que subyace a las personalidades; el origen de las dolencias emocionales se halla en la creencia de las personas de que ellas son sus personalidades. Y así, como por sí mismo, el consultorio clínico se volvió a poner en marcha y, con el tiempo, creció enormemente.
Venía gente de todos los Estados Unidos, y el consultorio llegó a tener dos mil pacientes externos, que precisaban de más de cincuenta terapeutas y demás empleados, con veinticinco oficinas, y laboratorios de investigación y electroencefalográficos. Cada año, llegaban mil pacientes nuevos y, además, comenzaron a darse entrevistas en la radio y en los programas de las cadenas de televisión, como ya se ha mencionado. En 1973, las investigaciones clínicas se documentaron en el formato tradicional de un libro, Orthomolecular Psychiatry. Esta obra iba diez años por delante de su tiempo, y generó cierto revuelo.
Las condiciones generales del sistema nervioso mejoraron lentamente y, luego, comenzó otro fenómeno. Había una dulce y deliciosa corriente de energía que fluía constantemente hacia arriba por la médula espinal para entrar después en el cerebro, donde generaba una intensa sensación de placer ininterrumpido. Todo en la vida sucedía por sincronicidad y se desarrollaba en perfecta armonía; lo milagroso era habitual. La Presencia, y no el yo personal, era el origen de lo que el mundo llamaría milagros. Lo que quedaba del “yo” personal era sólo un testigo de estos fenómenos. El “Yo” mayor, más profundo que mi anterior yo o anteriores pensamientos, determinaba todo cuanto sucedía.
De los estados que se presentaban habían dado cuenta otros a lo largo de la historia, y eso llevó a la investigación de las enseñanzas espirituales, entre ellas las de Buda, las de sabios iluminados, las de Huang Po, y las de maestros más recientes, como Ramana MaharshiOpens in a new window y Nisargadatta MaharajOpens in a new window. Así quedó confirmado que estas experiencias no eran únicas. El Bhagavad-GitaOpens in a new window tenía ahora pleno sentido, y a veces nos encontrábamos con que Sri RamakrishnaOpens in a new window y los santos cristianos daban cuenta de los mismos éxtasis espirituales.
Todos los objetos, todas las personas en el mundo eran luminosos y exquisitamente hermosos. Todos los seres vivos se hicieron Radiantes, y expresaban esta Radiación en serenidad y esplendor. Era evidente que toda la humanidad estaba en realidad motivada por el amor interior, pero que simplemente ya no era consciente de ello; la mayoría de las personas viven como en un sueño, y no despiertan a la conciencia de lo que realmente son. La gente a mi alrededor parecía estar dormida, y era increíblemente hermosa. Era como si estuviera enamorado de todo el mundo.
Tuve que dejar la práctica habitual de meditar durante una hora por la mañana y otra hora después de cenar, porque intensificaba el arrobamiento hasta tal punto, que no era posible funcionar en el mundo. De nuevo, hubo una experiencia similar a la que había tenido lugar bajo aquella masa de nieve cuando era un chico, y cada vez resultaba más difícil dejar aquel estado para volver al mundo. La belleza increíble de todas las cosas brillaba en toda su perfección, y donde el mundo veía fealdad, sólo había belleza intemporal. Este amor espiritual impregnaba toda percepción, y desaparecieron todos los límites entre el aquí y el allí, el después y el ahora, o la separación.
Durante los años pasados en el silencio interior, creció la fuerza de la Presencia. La vida ya no era personal; ya no existía la voluntad personal. El “yo” personal se había convertido en un instrumento de la Presencia Infinita, e iba de aquí para allí y hacía las cosas como si tuviera voluntad. La gente sentía una extraordinaria paz dentro del aura de esa Presencia. Los buscadores buscaban respuestas, pero ya no había nada individual que respondiera al nombre de David. Ciertamente, se daban respuestas muy delicadas desde el propio Yo de ellos, que no era diferente del mío. En cada persona, el mismo Yo brillaba en sus ojos.
Lo milagroso acaeció más allá de la comprensión ordinaria. Desaparecieron muchas dolencias crónicas que el cuerpo había estado sufriendo durante años; la visión ocular se normalizó espontáneamente, y ya no hubo más necesidad de llevar unas lentes bifocales que, en teoría, debían haber sido para toda la vida.
De vez en cuando, una energía exquisita de arrobo, un Amor Infinito, comenzaba a irradiar de pronto desde el corazón hacia el escenario de alguna calamidad. Una vez, mientras conducía por la autopista, esta energía exquisita comenzó a brillar en el pecho. Al tomar una curva, apareció un automóvil accidentado; el vehículo estaba volcado, y las ruedas aún estaban girando. La energía pasó con gran intensidad desde el pecho hasta los ocupantes del automóvil, y luego se detuvo por sí sola. En otra ocasión, mientras iba caminando por una calle de una ciudad que no conocía, la energía comenzó a fluir en dirección a la manzana siguiente, hasta llegar a la escena de una incipiente pelea de pandillas. Los muchachos se retrajeron y se echaron a reír; y, entonces, una vez más, la energía se detuvo.
Profundos cambios de percepción se dieron sin previo aviso en circunstancias improbables. Mientras cenaba solo en Rothman’s, en Long Island, la Presencia se intensificó de pronto hasta que cada objeto y cada persona, que parecían estar separados bajo la percepción ordinaria, se desvanecieron en una universalidad y unidad intemporal. En aquel Silencio inmóvil, se hizo obvio que no había “acontecimientos” ni “cosas”, y que en realidad nada “ocurre”, porque pasado, presente y futuro no son más que artefactos de la percepción, al igual que la ilusión de un “yo” separado, sujeto al nacimiento y la muerte. A medida que el yo limitado y falso se disolvía en el Yo universal de su verdadero origen, surgía la sensación inefable de haber vuelto a casa, a un estado de absoluta paz y de alivio de todo sufrimiento. Es únicamente la ilusión de la individualidad la que da origen a todo sufrimiento; en cuanto uno se da cuenta de que en realidad es el universo, completo y uno con “Todo lo que es”, para siempre sin fin, ya no es posible ningún sufrimiento.
Venían pacientes de todos los países del mundo, algunos de ellos eran los más desesperados de los desesperados. Llegaban con aspectos grotescos, retorcidos, envueltos en sábanas húmedas, con las que los transportaban desde lejanos hospitales, esperando un tratamiento para una psicosis avanzada y para trastornos mentales graves e incurables. Había algunos catatónicos; muchos habían estado mudos durante años. Pero, en cada paciente, por debajo de su apariencia lisiada, estaba la brillante esencia del amor y la belleza, quizá tan oscurecida para la visión ordinaria que la persona había llegado a no sentirse amada por nadie en el mundo.
Un día, trajeron a una catatónica muda al hospital con una camisa de fuerza. Tenía un grave trastorno neurológico y era incapaz de mantenerse en pie. Se retorcía en el suelo, con espasmos y con los ojos en blanco. Tenía el cabello enmarañado; había desgarrado toda su ropa y emitía sonidos guturales. Su familia era bastante rica y, debido a ello, la habían estado viendo durante años un sinfín de médicos y de especialistas de todo el mundo bastante famosos. Se había intentado todo con ella, y la profesión médica se había dado por vencida con su desesperanzador caso.
Surgió una escueta pregunta sin verbalizar: “¿Qué quieres hacer con ella, Dios?”. Y entonces se hizo claro que lo único que aquella mujer necesitaba era que la amaran, eso era todo. Su yo interior brillaba a través de los ojos, y el Yo conectó con aquella esencia amorosa. Y en aquel mismo momento se curó, al darse cuenta de quién era realmente; lo que pudiera ocurrirle a su mente o a su cuerpo ya no le importaba.
Esto, en esencia, ocurrió con innumerables pacientes. Algunos se recuperaban a los ojos del mundo y otros no, pero a los pacientes ya no les importaba que se diera o no una recuperación clínica. Su agonía interna había terminado. En el momento se sentían amados y en paz, el dolor cesaba. Este fenómeno sólo se puede explicar diciendo que la Compasión de la Presencia recontextualizaba la realidad de cada uno de los pacientes de tal modo, que experimentaban la curación en un nivel que trascendía el mundo y sus apariencias. La paz interior del Yo nos envolvía a todos más allá del tiempo y de la identidad.
Era evidente que todo dolor y todo sufrimiento surgen únicamente del ego y no de Dios, y esta verdad se le comunicaba silenciosamente a la mente del paciente. Ése era el bloqueo mental de otro catatónico, que llevaba sin hablar muchos años. El Yo le dijo a través de la mente: “Estás culpando a Dios por lo que el ego te ha hecho a ti”. Y el paciente dio un salto y se puso a hablar, para sorpresa de la enfermera que presenciaba el incidente.
El trabajo se hacía cada vez más gravoso, y llegó a hacerse abrumador. Se rechazaba a los pacientes, a la espera de que hubiera camas, a pesar de que el hospital había construido una sala extra para albergarlos. Era enormemente frustrante no poder contrarrestar el sufrimiento humano más que de uno en uno. Era como achicar agua del mar. Debía de haber algún otro modo de abordar las causas del malestar general, de aquel interminable río de angustia espiritual y de sufrimiento humano.
Todo esto llevó al estudio de la kinesiología, que resultó ser un descubrimiento sorprendente. Era un “agujero de gusano” entre dos universos: el mundo físico y el mundo de la mente y del espíritu. Era un interfaz entre dos dimensiones. En un mundo lleno de gente dormida, que había perdido la conexión con su origen, nos encontrábamos con una herramienta que permitía recuperar, y demostrar ante todos, la conexión perdida con la realidad superior. Esto llevó a poner a prueba cada sustancia, pensamiento y concepto que pudiera ser traído a la mente. En aquel esfuerzo, recibí la ayuda de mis alumnos y de mis ayudantes de investigación. Y entonces se hizo un importante descubrimiento: mientras que todos los individuos daban una respuesta débil ante estímulos negativos, como las luces fluorescentes, los pesticidas y los edulcorantes artificiales, los estudiantes de disciplinas espirituales que habían desarrollado sus niveles de consciencia no daban respuestas débiles como las que daban las personas normales. En su consciencia, había cambiado algo importante y decisivo. Al parecer, ocurría cuando se daban cuenta de que no estaban a merced del mundo, y que sólo se veían afectados por aquellas cosas en las que creía su mente. Quizá el proceso de desarrollo hacia la iluminación podría enseñarse para incrementar la capacidad de resistencia del hombre ante las vicisitudes de la existencia, incluidas las enfermedades.
El Yo tenía la capacidad de cambiar las cosas del mundo, simplemente, previéndolas; el Amor cambiaba el mundo cada vez que sustituía al no amor. La disposición general de la civilización se podía alterar profundamente concentrando este poder del amor en un punto muy concreto. Cada vez que esto sucedía, la historia se bifurcaba en nuevos caminos.
Y, ahora, daba la impresión de que estos atisbos cruciales no sólo se podían comunicar con el mundo, sino que, además, se podían demostrar de forma visible e irrefutable. Daba la impresión de que la gran tragedia de la vida humana siempre había sido lo fácil que era engañar a la psique; la discordia y los conflictos habían sido las consecuencias inevitables de esa incapacidad básica de la humanidad para distinguir lo falso de lo verdadero. Pero aquí había una respuesta para este dilema fundamental, una forma de recontextualizar la naturaleza de la misma consciencia y de hacer explicable aquello que, de otro modo, sólo se podía inferir.
Había llegado el momento de dejar la vida en Nueva York, con su apartamento de ciudad, y mudarse a una casa en Long Island para hacer algo más importante. Era necesario perfeccionarme a mí mismo como instrumento, y eso suponía dejar el mundo y todo lo que hay en él para sumergirme en una vida de reclusión en una pequeña ciudad, donde pasaría siete años entregado a la meditación y el estudio.
Sin buscarlos, volvieron los abrumadores estados de arrobamiento y, con el tiempo, surgió la necesidad de aprender el modo de estar en la Presencia Divina y, aun así, seguir funcionando en el mundo. La mente había perdido el rastro de lo que estaba sucediendo en el mundo en general y, con el fin de investigar y escribir, se hizo necesario abandonar la práctica espiritual y concentrarse en el mundo de la forma. Leyendo periódicos y viendo la televisión, pude ponerme al día con la historia de quién era quién, con los principales acontecimientos y con la naturaleza del diálogo social en curso.
Las excepcionales experiencias subjetivas de la verdad, que es competencia de los místicos, que influyen en toda la humanidad enviando energía espiritual a la consciencia colectiva, son algo incomprensible para la mayoría de las personas y tienen por tanto un sentido limitado, salvo para otros buscadores espirituales. Esto llevó a un gran esfuerzo por ser ordinario, porque el mero hecho de ser ordinario es una expresión de la divinidad; la verdad del yo verdadero de uno se puede descubrir en el sendero de la vida cotidiana. Lo único que hace falta es vivir con cariño y con bondad. El resto se revela por sí mismo a su debido tiempo. Lo corriente y Dios no son cosas diferentes.
Y así, tras un largo viaje circular del espíritu, se regresó al trabajo más importante, que consistía en intentar traer la Presencia al menos un poco más cerca de tantas personas como fuera posible.

La Presencia es silenciosa y transmite un estado de paz, que es el espacio en el cual y por el cual todo es y tiene su existencia y experiencia. Es infinitamente suave y, no obstante, es como una roca. Con ella, desaparece todo temor. Y, debido a que el sentido del tiempo se detiene, no hay aprensión ni pesar algunos, no hay dolor, no hay anticipación; la fuente de la alegría es interminable y siempre está presente. Sin principio ni final, no hay pérdida, ni pesar, ni deseo; no hace falta hacer nada, todo es ya perfecto y completo.
Cuando el tiempo se detiene, todos los problemas desaparecen; son meramente artefactos de un punto de percepción. Cuando se impone la Presencia, ya no hay más identificación con el cuerpo o con la mente. Y, cuando la mente guarda silencio, el pensamiento “Yo Soy” desaparece también, y la Conciencia Pura brilla para iluminar lo que uno es, fue y siempre será, más allá de todos los mundos y todos los universos, más allá del tiempo y, por tanto, sin principio ni fin.
La gente se pregunta: “¿Cómo se alcanza este estado de conciencia?”, pero son pocos los que siguen los pasos, debido a su sencillez. En primer lugar, el deseo de alcanzar ese estado era muy intenso. Después, la disciplina comenzó a actuar con un perdón y una ternura constantes y universales, sin excepción. Uno ha de ser compasivo con todo, incluso con el propio yo y con los pensamientos de uno. Más tarde, tuve que estar dispuesto a dejar en suspenso los deseos y a someter la voluntad personal en todo momento. A medida que cada pensamiento, cada sentimiento, cada deseo y cada acto se sometían a Dios, la mente se iba quedando en silencio. Al principio, se desembarazó de historias y de párrafos enteros, después de ideas y conceptos. Y, cuando uno deja de querer poseer estos pensamientos, éstos ya no alcanzan tanta elaboración, y comienzan a fragmentarse cuando están a mitad de formarse. Finalmente, fue posible invertir la energía que hay tras el pensamiento antes siquiera de que se convirtiera en pensamiento.
El trabajo para fijar el enfoque fue constante e implacable, sin siquiera permitirse un instante de distracción en la meditación, y prosiguió mientras me dedicaba a las actividades habituales. Al principio, parecía muy difícil pero, con el paso de los días, se convirtió en algo habitual y automático, precisando cada vez de menos esfuerzo para, finalmente, suceder sin esfuerzo alguno. El proceso se parece al de un cohete que abandonara la Tierra. Al principio, hace falta un enorme poder pero, después, hace falta cada vez menos, a medida que la nave abandona el campo gravitatorio terrestre, hasta que, finalmente, se mueve por el espacio mediante su propio impulso.
De repente, y sin previo aviso, tuvo lugar un cambio de conciencia y la Presencia ya estaba ahí, inequívoca y omniabarcante. Hubo unos instantes de aprensión cuando el yo moría y, luego, el absoluto de la Presencia inspiró un relámpago sobrecogedor. El avance fue espectacular, más intenso que ningún otro con anterioridad. No había nada con qué compararlo en la experiencia normal. Tan profundo impacto quedó amortiguado por el amor que conlleva la Presencia. Sin el apoyo y la protección de ese amor, uno habría quedado aniquilado.
Después, vino un momento de terror, cuando el ego se aferró a la existencia, temiendo convertirse en nada. Pero, en vez de eso, cuando murió, se vio sustituido por el Yo como Totalidad, el Todo en el cual todo se conoce y es obvio en la perfecta expresión de su propia esencia. Con la no localidad, llegó la conciencia de que uno es todo lo que haya existido o pueda existir. Uno es total y completo, más allá de toda identidad, más allá de todo género, más allá siquiera de su misma humanidad. Ya nunca más habría que temer el sufrimiento ni la muerte.
Lo que sucedió con el cuerpo después de este punto es irrelevante. En determinados niveles de conciencia espiritual, los achaques del cuerpo se curan o desaparecen espontáneamente. Pero en el estado absoluto, tales consideraciones son irrelevantes. El cuerpo seguirá el curso previsto y, luego, volverá al lugar de donde vino. Es una cuestión sin importancia, y uno no se siente afectado por ello. El cuerpo se convierte en un “eso”, más que en un “yo”, como cualquier otro objeto, como un mueble de una habitación. Se le antoja a uno cómico que la gente siga dirigiéndose al cuerpo como si fuera el “tú” individual, pero no hay forma de explicar este estado de conciencia a quien no lo haya vivido. Lo mejor es seguir adelante con los propios asuntos y dejar que la Providencia se ocupe del ajuste social. Sin embargo, cuando uno se sumerge en el arrobamiento, es muy difícil ocultar un estado de semejante éxtasis. El mundo puede quedarse deslumbrado, y la gente puede venir desde muy lejos para conectar con el aura que lo acompaña. Los buscadores espirituales y los curiosos de lo espiritual pueden sentirse atraídos, al igual que los enfermos que están buscando un milagro; uno se puede convertir en un imán y en fuente de alegría para ellos. Normalmente, en este punto existe el deseo de compartir este estado con los demás, y de utilizarlo en beneficio de todos.
El éxtasis que acompaña a este estado no es absolutamente estable; también hay momentos de gran angustia. Los más intensos se dan cuando el estado fluctúa y, de repente, cesa sin razón aparente. En estos casos, se dan períodos de intensa desesperación, así como el temor de que la Presencia le haya olvidado a uno. Estas caídas hacen arduo el sendero y, para superarlas, hace falta una gran dosis de voluntad. Al final, se hace obvio que uno debe trascender este nivel o sufrir permanentemente estos insoportables “descensos desde la Gracia”. Así pues, hay que renunciar a la gloria del éxtasis cuando uno se sumerge en la ardua tarea de trascender la dualidad, hasta que uno está más allá de todos los opuestos y sus conflictivos tirones. Una cosa es renunciar alegremente a las cadenas de hierro del ego, y otra muy distinta es abandonar las cadenas de oro de la dicha del éxtasis. Es como si uno renunciara a Dios, al tiempo que aparece un nuevo nivel de temor, un temor nunca antes anticipado; es el terror final de la soledad más absoluta.
Para el ego, el miedo a la no existencia era formidable, y le hizo retraerse de él una y otra vez, cuando parecía aproximarse. Luego, se hizo evidente el propósito de las agonías y de las noches oscuras del alma. Son tan intolerables, que su exquisito dolor le espolea a uno hasta el esfuerzo extremo que hace falta para superarlas. Cuando la vacilación entre el cielo y el infierno se hace intolerable, hay que someter incluso el deseo por la existencia. Sólo entonces se puede ir por fin más allá de la dualidad de la Totalidad frente a la nada, más allá de la existencia o la no existencia. Esta fase de culminación del trabajo interior es la más difícil, el instante decisivo final, donde uno se hace plenamente consciente de que la ilusión de la existencia que uno trasciende aquí es irrevocable. No hay marcha atrás desde este punto, y el espectro de su irreversibilidad hace que esta última barrera parezca la decisión más formidable jamás tomada.
Pero, de hecho, en este apocalipsis final del yo, la disolución de la única dualidad que queda, la de la existencia y la no existencia, la de la identidad misma, se disuelve en la Divinidad Universal, y no queda consciencia individual que pueda tomar la decisión. El último paso, por tanto, lo da Dios.
Fuentes:
Nota autobiográfica extraida del libro “Dejar ir”

Jun 192017
 

Como sino expreso lo que me sucedió ayer en la playa….  había cenado muy bien en el chiringuito y cuando cerraron fui con el perro al mar, mientras el perro jugaba con la pelota yo estaba teniendo una especie de ensimismamiento que me producía un gozo muy grande y poco conocido…. el animal me sacaba de la experiencia con cada golpe de pelota pero yo no podia enojarme ni reaccionar solo admitir y seguir jugando y volverme a conectar… Que hizo esto posible…. no lo se….. pero si se que fue algo real y único, bueno mientras me ocurria el evento me acordaba de la charla de Rinpoche del dia anterior que esta en tube y habla del tummo y era como si el gozo del que habló yme estuviera inundando… Por eso Gracias Amor!!!

Apr 082017
 

It is Time to Step Forth in Service
ScreenShot2017-04-07at21.33.53-2017-04-8-14-58.png
Beloved ones, it is a moment in the world where change has come, where the hearts that are open are now in place, where your consciousness, beloved ones, holds to the high note, where everything you feel is My embrace. In this moment now, you wrap the world in tender Love and feel the blessing that touches everyone.

You recognize that your clear vision is very important, desperately needed, that you are called now to step forth and take your place as that which brings the highest Love, the clearest vision and the gift of peace to humankind.

For many of you, the journey until now has been vertical. It has been lifting up, changing your vibration, opening your heart, making your connection with Me, until you feel your true stability which always comes from anchoring into the truth of Love. And now, this has become such a part of your awareness, that you are ready to be that which anchors humankind into the truth of God, into the gifts of Love.

Therefore, beloved ones, I call you now to step forth as the open heart, to give all that you are into the service of transformation, of opening to Love, embracing the truth of all of humanity. That regardless of the dreams of the little mind, every heart is Mine and every being is the truth of God, the wondrous gift of the most holy Love.

Your ability to see this truth is needed profoundly. Your ability to hold this vibration is being called, that you might assist every heart to remember, that every heart may be honored and that the minds of humankind may take their place in the service to the heart, in the service to Love.

There are, as you know, so many story lines. Everyone’s tale of humanity is different. But deep in every heart, there is the awareness that beyond every story, at the center of every dream, as the truth of every persona, there is only Love. And Love will always guide the way.

It is time, beloved ones, to step onto the world stage, to pick up your mantle of the Christ, to allow the perfection of Love to live here as you, to speak with your voice, to Love as your heart, and to reach out in service to all who are needing assistance.

Each of you is called in your own unique way, and each of you knows that call intimately. Now the corner is turned and all who are called are asked to step forth, to hold to the truth steadily and to broadcast the truth of Love into the world that every heart may claim it as their own, that every mind may now see clearly, that the whole of life on earth may become a circle of giving, in which everything that is whole, and good, and perfect may be multiplied, and all the rest may fall away effortlessly.

Everywhere you look I Am here. No matter what the mind sees, beneath the show of light and color is the steady pulsing of the one heart of God I Am, appearing here in all its glory, in all of its magnificence, where every nuance of the Love I Am is fully represented by the en-conscious-ment of a human mind, by the service of a human heart. Until every mind and heart is available and willing to see that this moment, this choice, this Love is the call to perfection, the call to giving, the call to grace.

As you see this world as it truly is, rather than the imaginings of the separated ego, you will begin to find Love revealed everywhere you look. Suddenly Love is flowing. Every moment is filled with synchronicity. The vision of your heart is now visible before your eyes. For as you already know, that which you feel deep in your heart is that which becomes the manifested world as Love pours through you.

Therefore, with every breath you breathe, affirm your choice to be this Love, to awaken to My presence in this deep and holy communion, to celebrate the gift of life and bless the ego-mind, that it might find its natural place being loved by the open heart.

As this Love is accepted, the fantasies of separation can fade, and the deep and endless assurance of My Love takes its place at the center of your life, until you are held and cared for and perfectly supplied with all that you want, all that you need, and the pure vision of all that you are in every moment.

As this is accepted, chosen and lived, the idea of separation from the perfection that you are becomes less and less palatable, and the truth of Love, more and more Real, until your vision and the gift of your heart is sure, and steady and unchanging, that you might be this blazing light that grants the ability to see to every precious heart that comes before it and every mind is opened and blessed.

These hands that you have are meant to be used in service to Love. And now that service, beloved ones, becomes all-inclusive. Now that you are no longer seeking your connection with Me, or to raise your vibration, now that you are anchored-up in the truth of Love, you are ready to take your place in the world as an active participant in the giving forth of truth.

It is time to let your light shine forth, time to be the visible open heart of God. It is time, beloved ones, to answer your call to step forth and be that which lives within. And dearest ones, you are ready. You have been for a while. But the waiting has been for the collective so that everyone is on board with their paths of service, that every heart may bloom and every mind be open and clear, until the gift of this life of awareness can be accepted and received.

Thank you for how deeply you love, for how open your heart is. Thank you, beloved ones, for all the ways you love Me, however I Am appearing. Whether I Am appearing here as you, whether I Am appearing as your neighbor or your brother, whether I Am a vision of Love that sweeps the world in a new direction, however this Love comes forth, your work is to support it.

Give each and every precious heart this blessing to stand forth in your faith in Me, and your ability to trust Love becomes the assurance for others that I Am Real, that I Am tangible, that this communion is part of your life, not something in a book from the past. And that which you share is always good news, for the gifts of Love are the very best.

You are ready to bring forth the vision of a world of harmony, and oneness and joy.

So that which is written in your heart, that which whispers to you of your purpose on earth, that which calls you from the realms of light, now is the time to follow it. Now it is time to allow Me to open you as the vision of God, to bring forth your holiness as a light to the world that you might be the foundation of that which is being built as the new world.

Be firm, beloved ones, in your commitment to Love in every choice, in every breath, in every movement until you have practiced so much, recognizing opportunities that the choice for Love, and only Love, has built in to your every moment, that that which you serve without effort, that which you give forth in joy, is that which you awaken in others.

All of My gifts are waiting for everyone. Ask, beloved ones, and you will hear Me answer. Take each other’s hands and create a circle of Love that encircles the world and brings forth the blessings that everyone is ready to receive. You are My delivery system and it is time.

As you give and give without restriction, you will find that the energies of life, of perfect Love and wholeness, of the abundance of God I Am, will come to you effortlessly to fill in every gap, to allow the light to be seen clearly, and Love to be felt in every Now moment.

Open your heart to receive all of My gifts and know that with every turn I Am with you, guiding your every step. I Am taking your hand and guiding you to the place where the gift of your light can be the most visible, and the gift of your heart most useful.

I Am with you, that you might feel the truth and see Me everywhere you turn for while the mind has difficulty understanding the concept of both/and, the heart knows effortlessly that we are one and the same. And we are in relationship that nourishes and opens that which you are into ever-greater Love.

You are made to have relationship with Me. It is part of the reason for Creation. You are meant to be this holy gift that every precious life may receive the greatest blessings, and every moment Love may bloom in the world.

As you look upon the world with your open heart, beloved ones, you will see the beauty of all of these expressions of God, for every movement, each life is a special nuance of the Love I Am. Each one to be honored, supported and amplified until this expression of Love, this gift of My heart that is known as humanity, this blessing that continues to expand and to multiply, is granted to every life and every gift that can possibly be given is now going forth.

Please receive it. Please accept My life as yours, just as you are Mine.

Listen, beloved ones, when I call. And in that call will be your vision of just how I Am moving you into position to serve Love, to serve the awakening of the hearts of humankind, that every life may know the truth of its inclusion, how deeply it is cherished, how powerfully it is called. These are the things that live in you, waiting to come to light.

This call from Me, this moment of life, this powerful unfolding of Love… you are ready, ready now, to let Me take your hand. Let Me guide you; let Me grant you the vision of all that you are, that you might feel the power of gift of your heart, that you might understand how perfectly Love can appear as you, until every blessing is available and your path of service totally clear.

With every breath you are filled with the energies of life. You are filled with the atomic power of Love. As you stand connected to the circle of humankind, you can feel just how Love is multiplied when you agree to be that Love, present and available in service to the awakening of humankind and in joy for this moment of grace.

I Am with you always, as I Am in you, and every way that you turn you will see Me. You will see and feel the movement of life, and light, and the gift of this communion of your heart, and My gift of My heart as you, blossoming in the world. Thank you.

The Messages from God
Through Yael and Doug Powell
At Circle of Light

Mar 172017
 

De nuevo agradezco por este insight,

esta revelación que me ha llegado en esos valiosos momentos, segundos, en los que aún no te has levantado de la cama y te dedicas a sentir…. y hoy he sentido que mi compañera es eso precisamente aunque nos hayamos tirado los trastos a la cabeza y nos hayamos por ello distanciado…. Son esas personas que más cerca de ti están las que por otro lado más dificil te lo pueden llegar a poner a las que mas les tenemos que agradecer por su contribución en nuestra vida y progreso.

Un nuevo insight, pono

Sanando la ira con hooponopono https://www.youtube.com/watch?v=RrTdAKXPcpg

 

Que uno esté en modo ego y el otro también es lo que hace que la comunicación y las relaciones se deterioren y se sufra…. nadie lo queire pero.. podemos evitarlo? En el momento en el que me ha venido esta idea que considero una revelación no he podido menos que evocar el sentimiento de lo que entendí como hooponopono es decir perdonar y liberar al otro desde lo mas profundo de mi arrepentido corazón…. Por eso he sentido que todos los vocablos usado son importantes, el perdón, el sentimiento, la gratitud y el amor……

 

Y si creo que he reconocido mi ego entonces podré reconocer verdaderamente el tuyo y asi comprender lo que es el sigificado verdadero de la palabra compasión. Nunca le harias a alguien incluido tu mismo aquello que en realidad no deseas, solamente si no estás conectado con la fuente de tu amor propio y divino es que te pueden asaltar las dudas y el sufrimiento y la conexión como el sufrimiento es opcional.

Este es el enunciado de lo que me sale después de la revelación de esta mañana, he visto todo a la luz del amor, de la comprension, así todas las ofensas que aparentemente se me han infringido como las que se le han hecho a la madre tierra y sus criaturas son solamente ilusiones…. ¿Cómo voy a explicar ni apenas entender esto? Qué un crimen o un falso halago sean tan solo una ilusión, que nada existe en realidad, que todo está en el estado mental.

Cuando después de la tormenta sobreviene la calma, los desperfectos y daños causados por el temporal también me parecen mentira, recuerdos borrosos, como si nada hubiese sucedido y si realizamos practicas de reconciliación y redención todo cobra un nuevo matiz y sirve como fruto para el mayor crecimiento.

Es preciso tener que sufrir y dañar para lograr SER? No.
Juzgar es humano, perdonar es divino, vemos en el otro a un hermano del alma o solo vemos su mal y su error, muchas veces un enfermo se comporta según la condición de su enfermedad, de ahí la similitud entre las “personas”, sus padecimientos, quejas y comportamientos son iguales…. no son libres pues les condiciona su dolor y enfermedad. Quien es el guapo que en medio de este infierno se levanta y se despierta decidido a salir y salvarse de unas llamas que jamás debieron haber existido?